5 posturas de Yoga para despertar

¿Quieres empezar el día con más energía y totalmente despierto para afrontar mejor lo que te espera? Como ya sabéis un buen descanso y un buen desayuno, aprende a  preparar la dieta que te dará energía para empezar el día, son fundamentales para tener un buen día, pero sin ninguna duda, la forma en la que nos despertemos marcara nuestro ritmo y sobre todo nuestro humor durante todo el día. Por suerte, hoy hemos preparado estas 5 posturas de yoga para despertar son geniales para ayudarte a salir de la cama y quitarte la pereza de encima.

Te sentirás tan bien que no solo tú lo vas a notar, tu familia, tus amigos y tus compañeros de trabajo también lo notarán. Además, les contagiarás tu buen humor lo que contribuirá a un mejor ambiente en general.

las-5-posturas-de-yoga-para-despertar

No te preocupes si no tienes un buen nivel de yoga, ya que estas posturas son fáciles de hacer y nuestra profesora sabrá explicarte paso a paso cómo ejecutarlas. Incluso algunas de ellas las puedes hacer en la cama, si no te sientes cómodo puedes hacerlas todas en la esterilla para una mejor libertad de movimiento.

Después de esta sesión si quieres puedes hacer más ejercicios para estar en forma en casa con ictiva.

Empezamos con las posturas que te ayudarán a despertarte cada mañana:

¿Cuáles son las posturas de yoga para despertarse?

Empezaremos con el famoso Saludo al sol: consiste en una secuencia de movimientos seguidos, con la que empezaremos de pie al inicio de la esterilla, llevaremos los brazos arriba, luego a bajo y dejaremos las manos apoyadas al tiempo que llevamos una pierna hacia atrás y después la otra. Después bajamos las rodillas y las apoyamos al suelo y a continuación bajamos el pecho y el mentón hasta el suelo peor sin apoyarlos, haremos un circulo hacia delante y subiremos los glúteos hacia arriba, de este modo, tendremos el glúteo arriba, y las manos y los pies en el suelo. Después de aguantar la posición unos segundos pondremos primero un pie y después el otro a los lados de los brazos, continuaremos levantando os brazos hacia arriba y hacia atrás.

La postura del Guerrero: esta postura tiene puntos en común con la del saludo al sol. Bajaremos los brazos hasta apoyarlos al suelo y levaremos una pierna hacia atrás, a continuación subiremos los brazos arriba de modo que solo los pies toquen el suelo. Bajaremos la cadera hacia abajo y con las manos encima de la cabeza, empujaremos hacia atrás. Luego llevaremos un brazo hacia delante y el otro hacia atrás. La mano que está atrás la pondremos encima del gemelo de la pierna que está detrás y la mano que está delante la elevaremos hacia el cielo. Después de aguantar unos segundos volveremos a la posición inicial.

 

Paschimottanasana: con esta postura empezaremos desde el suelo sentados con las piernas hacia delante y juntas, pondremos los brazos hacia delante también pero separados. Cuando estemos en esta posición bajaremos poco a poco hacia bajo, si podemos lo ideal es llegar hasta los pies. Si no, no pasa nada. Aguantaremos la postura mientras respiramos 5 veces. Después de respirar subiremos poco a poco hasta recuperar la posición inicial.

 

Con la siguiente postura nos tendremos que colocar sentados en la mitad de la esterilla con las piernas cruzadas y bajemos las manos hacia delante a la vez que bajamos la espalda, la idea es que bajemos lo máximo posible y aguantemos unos segundos así mientras respiramos. Pasados estos segundos subiremos poco a poco y cambiaremos el cruce de las piernas, la que estaba detrás pasa a delante y la que estaba delante pasa a atrás, una vez lo hayamos hecho volveremos a bajar como antes. Después subiremos, primero colocaremos las rodillas en el suelo y las manos, luego los pies subiendo las rodillas para elevar el glúteo. Mientras respiramos elevaremos los tobillos sin llegar a levantar los pies del suelo.

 

La última postura servirá para acabar las asanas que hacemos por la mañana, consiste en bajar las rodillas al suelo y apoyarlas, bajar el pecho y el mentón hacia abajo pero sin que lleguen a tocar el suelo (como ya hemos hecho con alguna posición anterior) después de respirar nos levantaremos poco a poco para tumbarnos boca arriba, los brazos los estiraremos hacia os lados con la palma de la mano hacia arriba. Ahora solo tendremos que respirar, dejarnos llevar y relajarnos. Acabaremos de pie, bajando los brazos lo máximo que podamos intentando tocar el suelo con las manos, ha que flexionar un poco las rodillas.

Como has visto son 5 posturas sencillas de hacer y que se hacen en poco tiempo lo justo para activar el cuerpo de buena mañana y empezar el día con la mejor energía posible. En ictiva nos encargamos de todo para que puedas estar en forma en cualquier sitio, para ver estos y más ejercicios para estar en forma te animamos a descargarte nuestra app de rutina de ejercicios y empezar hoy mismo.

las-5-posturas-de-yoga-para-despertar

 

Compárteme:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+