Postura del zapatero

Posturas de yoga: postura del zapatero

La postura del zapatero, llamada Baddha Konasana en sánscrito, se trata de una postura sencilla de acción sobre los muslos y las caderas que estimula el abdomen, la espalda, la pelvis y mantiene los riñones, la próstata y la vejiga sanos. También se le puede lamar postura de la mariposa.

Para realizar la postura del zapatero o de la mariposa, debéis sentaros y doblar las piernas, de manera que las plantas de los pies queden unidas, con las almohadillas juntas. Ahora debemos dejar que las rodillas caigan por su propio peso hacia los dos lados. Es importante que llevemos los muslos en rotación interna para que el ejercicio que nos proporciona esta postura tenga acción y resultado en nuestro cuerpo. Acercamos los talones hacia la pelvis manteniendo la parte exterior de los pies en el suelo, sin levantarlos. Si podéis, sujetad los pies con las manos. Esto os va a proporcionar un ejercicio extra, excelente para aportar flexibilidad a vuestros músculos. Por último, llevad el coxis al suelo pero siempre manteniendo el sacro hacia delante y desde ahí alargando la columna y formando una línea recta.

Si no tenéis la flexibilidad suficiente para que las rodillas queden a la altura del suelo, podéis colocar un bloque o una manta doblada debajo de las rodillas, hasta que las piernas se vayan flexibilizando.

La postura del zapatero puede realizarse como postura de meditación, con lo cual deberemos mantenerla durante un periodo de tiempo largo, o como una asana más en la práctica del yoga, lo que significa que basta con mantener la postura entre 1 y 5 minutos para notar sus beneficios.

Los beneficios de la postura del zapatero son muchos. Por un lado, es ideal para fortalecer y flexibilizar la zona baja de la espalda, caderas, músculos de la ingle, de los muslos y de la parte interna de las rodillas y además estimula la zona pélvica y los órganos intestinales y mejora la circulación sanguínea y la estimulación del corazón. Por otro lado, ayuda contra los problemas de la menstruación y la menopausia y reduce la depresión, la ansiedad y la fatiga.

Compárteme:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario