Postura del guerrero I

Posturas de yoga: la postura del guerrero I

postura del guerrero ILa postura del guerrero I, llamada Virabhadrasana I en sánscrito, es una postura de hatha yoga que permite tonificar los muslos, los brazos y el abdomen. Es adecuada para principiantes y expertos. Además, puedes realizarla en casa, ayudándote de vídeos de clases de yoga como lo que ofrece ictiva, tu gimnasio en casa. 

Para comenzar la postura del guerrero, debes partir de la postura de Tadasana (postura de la montaña) y debes separar las piernas a más de un metro de distancia. Gira el pie derecho 90 grados hacia el exterior y el izquierdo 45 grados hacia el interior. No olvides que los talones deben estar alineados. Mantén la pierna izquierda estirada y firme, debe estar activa. A continuación gira el torso hacia la derecha y dobla la pierna derecha en un ángulo de 90 grados con respecto a la colchoneta, de manera que el muslo esté paralelo; asegúrate de que la rodilla y el pie estén alineados. Es imprescindible que la cadera quede bien cuadrada hacia delante y no se vaya hacia los lados. Este es el secreto de la postura. Después estira los brazos hacia la vertical, encima de tu cabeza y de manera que queden perpendiculares al suelo. Estira los dedos y mantén la postura durante unos segundos o minutos. No olvides respirar unos instantes de manera suave y profunda. Repite la postura con el lado opuesto.

La postura del guerrero I es una postura que ayuda a mejorar la movilidad de los hombros y fortalecer y estirar los muslos, las pantorrillas y los tobillos. Además es un ejercicio muy bueno de tonificación. Tiene un gran efecto en los músculos de las piernas y asimismo, abre las articulaciones de las caderas. Permite corregir las dolencias que se concentran alrededor del sacro. En definitiva, la postura del guerrero I mejora el equilibrio y la postura.

Compárteme:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario