Postura de la silla

Posturas de yoga: la postura de la silla

postura de la sillaUtkatasana es el nombre en sánscrito que recibe la postura de la silla, aunque literalmente significa “postura fuerte”. Sin embargo se llama así por el parecido que tiene con la forma de una silla. El secreto para mantener esta postura con comodidad es relajar las cabezas del fémur hacia los talones. La postura de la silla es muy beneficiosa para fortalecer la parte inferior del cuerpo.

Para entrar en la postura de la silla debes colocarte de pie con los pies separados a la anchura de las caderas. Inspira y levanta los brazos por encima de la cabeza, a la vertical, en posición paralela. Las palmas de las manos deben mirarse. A continuación alarga los lados de tu cuerpo, levanta el torso, pero no permitas que las costillas bajas frontales se proyecten hacia delante. Ahora, una vez tengas el torso bien colocado, exhala y dobla las rodillas, de manera que los muslos queden los más paralelos al suelo como sea posible. Evita que las rodillas se vayan hacia delante, trata de que queden en la misma línea que los metatarsos. Mantén la parte interna de los muslos paralela. Debes llevar los ísquiones hacia atrás para dejar espacio a la pelvis y suavizar las ingles. Esto te ayudará a activar el abdomen y te permitirá levantarlo.

No inclines el pecho demasiado hacia delante. Ahora levanta con fuera los brazos y mantén la postura entre 30 segundos y 1 minuto.

Para salir de la postura de la silla, estira las rodillas, mientras inspiras y expiras, y baja los brazos hacia los lados. Descansa en la postura de la montaña.

La postura de la silla fortalece los muslos, las pantorrillas, los tobillos y el abdomen. Además es ideal para estirar la columna, los brazos y para abrir el pecho. Es también un estimulante de los órganos abdominales, el diafragma y el corazón. Lo más interesante es que la postura de la silla mejora sorprendentemente el problema de los pies planos.

Sin embargo, debes tener en cuenta las contraindicaciones. No realices esta postura si estás embarazada, si tienes problemas coronarios o si padeces diarrea.

Compárteme:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario