Postura de la plancha

Posturas de yoga: postura de la plancha

postura de la planchaLa postura de la plancha es una postura de cuerpo muy sencilla. Consiste en sostener el cuerpo rígido, como una tabla, para desarrollar fuerza en los músculos que conectan la parte inferior con la parte superior del cuerpo. Además fortalece los hombros, los brazos y los glúteos.

Desde esta postura se puede enlazar a muchas otras, por lo que la postura de la plancha es una postura básica de yoga, apta para principiantes.

¿Cómo hacer la postura de la plancha?

Para entrar en la postura de la plancha debemos colocar las manos debajo de los hombros, a una distancia mayor que el ancho de éstos, como si quisiéramos hacer una flexión de brazos.

Ahora conectamos bien los dedos de los pies, los metatarsos, con el tapiz y apretamos los glúteos para estabilizar la mitad inferior del cuerpo. Los músculos de las piernas deben estar activos pero sin bloquear las rodillas. Deja que el cuello descanse, sin ponerle presión, y mantén la columna vertebral mirando hacia abajo. Estira los brazos para notar la presión que hacen las manos contra el tapiz.

Mantén esta postura durante unos 20 segundos. A medida que te sientas más cómodo, mantén la postura de la plancha durante el mayor tiempo posible, siempre y cuando no fuerces ni la forma ni la respiración.

Es común que en la postura de la plancha la cadera quede colgando o, por el contrario, quede más arriba de la línea de la espalda. Intenta evitar estas dos situaciones y alinea tu cuerpo tanto como puedas.

La postura de la plancha es ideal para fortalecer las muñecas, los brazos, el abdomen y las piernas. Además, favorece la concentración, lo que permite que te prepares para realizar otras posturas. Es una postura en sí misma pero se practica, sobre todo, como antecedente para otra postura.

 

Compárteme:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario